¿Estás desempleado? ¡No olvides cotizar a tu pensión!

A pesar de no estar empleado, ahorrar para el futuro es una decisión que nunca lamentarás, por lo que seguir aportando para tu pensión es primordial. Estas son las alternativas que tienes mientras sales de esa situación.

Perder el trabajo resulta un choque tanto económico como personal. Las preocupaciones por el futuro se incrementan y no es para menos. Se puede llegar a sentir desespero y frustración, sobre todo porque un panorama de vejez sin recursos resulta muy aterrador.

Pero tranquilo, debes tener paciencia, afrontar la situación y hacer todo lo que esté a tu alcance para conseguir un nuevo empleo o para generar otros ingresos. Además, no debes perder de vista tu ahorro pensional, porque este será tu colchón de apoyo cuando cumplas la edad de retiro.

Por esta razón es muy importante que tengas en cuenta las alternativas que tienes para seguir cotizando a pensión en tiempos de desempleo.

¿Qué pasa si te quedas sin trabajo?

Tienes tres opciones. Como primera opción puedes hacer uso de tus cesantías, que son esa prestación social que los empleadores deben pagar a sus trabajadores, adicional al pago del salario. Es especialmente importante cuando quedas cesante, ya que son recursos que pueden ayudar a sostenerte financieramente mientras consigues otro empleo.

Recuerda que si vas a hacer uso de este ahorro, debes hacerlo de forma inteligente, ya que muchas personas tienden a gastárselo en elementos que no son de real importancia. Prioriza los gastos familiares, los servicios, la alimentación y la educación por encima de viajes o elementos perecederos.

La segunda opción que tienes, es que cotices como independiente por un salario mínimo y la tercera que ahorres en pensiones voluntarias. En ambos casos es importante que en el pasado hayas sido previsivo y tengas algunos ahorros que puedas destinar a tu fondo.

Una persona puede cotizar como independiente en cualquiera de los dos regímenes. La responsabilidad de la cotización recae sobre la misma persona y eso implica que debes cubrir el costo de cotizar a pensión, que es del 16%. Por ejemplo, si eres una ama/o de casa que saliste del mercado laboral por algunos años, planea dentro de tus finanzas familiares tus aportes a pensión.

Por otro lado, una persona también tiene la opción de hacer aportes voluntarios dentro de su fondo obligatorio. Las pensiones voluntarias son una opción de ahorro para los que quieren complementar su Pensión Obligatoria, y así conservar o aumentar la calidad de vida al momento del retiro laboral. Puedes hacer aportes desde $30.000 pesos.

Artículo relacionado: ¿Quieres saber cómo funciona la pensión voluntaria? Haz clic aquí

Recuerda que el valor de la pensión que normalmente una persona obtiene al momento de su retiro, es inferior al valor del ingreso previo a su jubilación. Esto se conoce como brecha pensional. Ahorrar en Pensión Voluntaria cierra esa brecha. Así que podrías no estar cotizando porque estás desempleado, pero podrías hacer un ahorro adicional.

Por último, recuerda que seguir cotizando activamente, aunque parezca difícil, es muy importante. No lo veas como un gasto, sino más bien como una protección, ya que al cotizar a pensión estás estás asegurado contra contingencias como un accidente o enfermedad, que te impidan trabajar, o incluso la muerte.

Artículo relacionados: Si quieres saber más sobre este tema, haz clic aquí y entérate de todo lo que necesitas saber sobre la pensión de invalidez.

#EligeLoMejorParaTi

Comparte ésta información en tu red favorita!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

!Piensa en tu futuro y elige lo mejor para ti!

Mira cómo las decisiones que tomas hoy pueden afectar tu pensión en el futuro.

Miplatamifuturo-Filtro

Selecciona estos datos y te diremos todo lo que
necesitas saber para tomar el mejor camino.

Menor de < 35 años
Mayor de > 35 años
Independiente
Image
Empleado (Formal)
Image
Informal
Image